AMOR PURO

AMOR PURO

Me inspiré a escribir esta publicación después de leer esta cita hace un par de días:

 

«Consideramos que el Amor es una relación. Consideramos que el Amor es un sentimiento que tiene lugar entre dos personas. El amor no es una relación. El amor es la disolución de la relación, es el colapso de la relación. No es posible amar a otra persona. En la experiencia del Amor, el yo y el otro se disuelven. Es por eso que Rumi dijo esta cosa hermosa, dijo: «Los verdaderos amantes nunca se encuentran. Están el uno en el otro todo el tiempo». El amor no es una reunión de dos personas. Es la disolución de la aparente separación entre uno mismo y el otro y una revelación de la unidad previa de estos dos seres aparentemente separados. Así que el Amor no es una experiencia que el yo separado tiene, es la disolución del yo separado, la revelación de la realidad, la revelación de la conciencia. La conciencia es Amor. «

~ Rupert Spira

 

Sentí ganas de compartir con ustedes una experiencia poderosa que tuve, que me hace comprender lo que dice esta cita. Nunca antes había compartido esto con nadie, y decidí comenzar a hacerlo.

 

Hace algunos años, vivía en un pequeño pueblo indígena alrededor del lago con pocos extranjeros viviendo allí en ese momento. Uno de estos extranjeros, me da un poco de vergüenza confesar que realmente no me cae nada bien. Estaba completamente dormido, limitado por su mente lógica, y movido principalmente por instintos y deseos básicos. Siempre se burló de mí, porque no entendía mi camino y pensaba que se trataba solo de creencias estúpidas. A veces era amable, pero otras, me trataba horrible. Entonces, terminé limitando mis interacciones con él, tanto como pude, en este pequeño pueblo.

 

Una noche, antes de ir a dormir, me di cuenta de que me hacía falta un abrazo. No había tenido uno real desde hacía un buen tiempo, y conozco los efectos curativos del abrazo. Así que me fui a la cama deseando tener un verdadero abrazo de alguien. Cuando cerré los ojos para ir a dormir, la cara de este tipo apareció tan clara frente a mí. Pensé: «¡Guácala, él no!» Y entonces, sucedió algo sorprendente.

 

Sentí cómo de repente salí de mi cuerpo. Era sólo energía y comencé a viajar, pero no a través del espacio. Aparecí de repente en la habitación de este chico y lo vi acostado en su cama. Entonces, vi cómo él también dejó su cuerpo y se acercó a mí. Era solo energía, nada que se pueda ver a simple vista, pero sabía que era su espíritu. De alguna manera, podía sentir una forma humana enérgica, incluso cuando no lo era. Su espíritu me abrazó y en ese momento nuestras energías se disolvieron, no había separación en absoluto. Todo lo que era, fue la experiencia más hermosa de todas.

 

Necesito enfatizar que no hay palabras que realmente puedan describir esto. Las palabras sólo pueden ayudar a tener una idea. Lo que experimenté fue tan puro y no fue humano. ¡Era amor en toda su esencia! ¡Divino, inmaculado, exquisito, más allá de lo incondicional y tan poderoso! No podía creer que estaba experimentando algo tan puro.

 

Es una especie de amor que nunca he sentido en mi experiencia humana. Entiendo que es por eso que necesitaba tener una experiencia extracorporal.

 

Recientemente conocí a una mujer en una lectura que tuvo una experiencia similar. Ella la tuvo en el estado de sueño. También me dijo que no hay palabras para expresar algo así y que no había sentido nada de eso en su estado de vigilia. También entendió que necesitaba estar en un estado diferente para poder experimentarlo.

 

Siguiendo con la historia, me disolví completamente en este Amor y olvidé todo por un momento, incluso la idea de mí misma como ser. Pero, en algún momento, la mente y el sentido del yo volvieron. Pensé: «¿Esto vino de él?» Y ese pensamiento abruptamente me devolvió a mi cuerpo. De repente me senté en la cama con las mejillas llenas de lágrimas por esa fascinante experiencia. Me tomó un tiempo asimilar toda la experiencia. Me estaba costando mucho poner al chico y ese sentimiento puro juntos. ¿Cómo era posible que algo tan puro y divino pudiera provenir de alguien como él? Y luego entendí que necesitaba experimentar esto a partir de la imagen de alguien que no me caía nada bien, para tener el contraste. Si hubiera tenido esta experiencia con un ser querido, no me habría impactado. Hubiera sido sólo una experiencia hermosa y hubiera pensado que el amor venía de esa persona.

 

Esta experiencia me hizo comprender que ¡TODOS SOMOS ESO! Quiero decir, la verdadera esencia nuestra es ese Amor puro. Las imágenes, creencias, condicionamientos, proyecciones e historias que tenemos sobre nosotros mismos y los demás son inventados. No son reales. Sin embargo, tienen un propósito, pero nuestra esencia no es nada de eso. No hay separación en el verdadero amor. Esta comprensión interna trajo una hermosa sensación de compasión hacia este tipo y hacia mí.

 

Después de esto, traté de ser su amiga, viniendo de ese espacio amoroso. Pero pronto me di cuenta de que no iba a ser posible. Todavía teníamos nuestras propias identidades y heridas que nos separaban.

 

Había sentido el alma y el espíritu de otras personas anteriormente, y siempre los había percibido como hermosos y puros. Pero esta experiencia fue la más poderosa y me empujó a otro nivel de comprensión.

 

Un tiempo después de esta experiencia, tuve otra que también fue poderosa de una manera diferente. Conocí a alguien cuyo espíritu vino a mí meses antes de conocerlo en persona. Era un sentimiento muy similar de amor puro. Incondicional y neutro. Para hacer este relato corto, tuve una interacción completa con su espíritu durante un par de años, mientras que la interacción de amistad a larga distancia con la persona en sí, no fue tan agradable. Fue muy difícil para mí experimentar este contraste.

 

Honré la experiencia del Amor donde conectamos en espíritu. No se trataba de mí o de él como personas. Pero supongo que puede haber confusión cuando uno le dice a alguien «Te Quiero» o «Te Amo», si la otra persona no comprende de dónde viene ese Amor. Me recordó nuevamente cómo nuestras falsas identidades, condicionamientos y heridas oscurecen esta interacción pura.

 

Todos tenemos nuestro propio concepto humano de lo que es el amor. Pero éste está limitado por los condicionamientos de cada individuo.

 

Tenía ganas de compartir esto, debido a la importancia del camino de recordar lo que realmente somos y trabajar para botar la identidad falsa. Seguimos identificándonos con lo que no somos, que no somos capaces de ver y experimentar lo que realmente somos y de dónde venimos. ¡Ese Amor Puro y Divino! Sin miedo, condicionamientos, separación, ni expectativas. Un amor que surge de la conciencia pura.

 

Gracias por tu existencia, querido lector.

 

Con aprecio y respeto,

 

Jen

No Comments

Leave a Reply